viernes, 2 de diciembre de 2016

El arte en su máxima extensión


No podría iniciar este blog de pinturas y esculturas sin hablar del mayor referente de todos los tiempos ya no solo en estas disciplinas, sino en cualquiera de las que trabajara y obviamente estoy hablando del genio de Leonardo Da Vinci.

Algunas personas no saben que además de inventor Leonardo era músico, matemático, ingeniero, anatomista, geologo, astrónomo, botánico, escritor, historiador y cartógrafo, sin duda una persona con una inteligencia y una capacidad asombrosa que nos hace dudar de si en realidad era un ser humano o un ser venido de otro planeta.

El caso es que todo lo que hacía se convertía en una obra de arte y sus inventos a día de hoy aún siguen utilizándose o fueron la base de lo que se usa actualmente, sobretodo en cuanyo a tecnología militar se refiere.

Precisamente gracias a Da vinci me empecé a interesar por la pintura y la escultura, sus rigurosos estudios sobre la anatomía humana y las figuras desnudas que esculpió o los cuadros que pintó siempre me han fascinado por su rigurosidad y perfección en la ejecución. No importaba si era un anciano o una mujer joven, todas las figuras eran de un realismo extremo y es que pasó años diseccionando en la clandestinidad cadáveres de criminales para evitar que la inquisición lo ejecutara por prácticas consideradas como brujería.

También fue el primer creador de robots o autómatas y existen bocetos de increíbles máquinas con dudosas intenciones que no se han podido recrear porque estaban incompletas, pero con diferencia lo más asombroso es que este genio había la mayoría de sus dibujos o retratos a la luz de la vela, dibujando con una sombrosa habilidad y al milímetro cada detalle que veía.

Cuando me paro a pensar qué habría pasado si Leonardo Da Vinci hubiera nacido en nuestra época me da hasta miedo, este hombre yo creo que hubiera sido capaz de descubrirnos todos los misterios del universo e hilando más fino, nos habría acercado a Dios, no me cabe la menor duda...